TOSHIBA TEC compensa la emisión de 207.312 toneladas de emisiones de CO2

10/05/2013

Gracias al programa Toshiba Carbon Zero con el que invierte en proyectos que absorben las emisiones generadas por la producción y uso de sus multifunción.  

Toshiba TEC ha reducido las emisiones de CO2 a la atmosfera en 207.312 toneladas desde junio de 2009 hasta finales de 2012, gracias al programa Toshiba Carbon Zero, con el que la compañía garantiza que sus equipos multifuncionales no emiten estos gases a la atmósfera, lo que se consigue mediante la inversión en proyectos que las compensan. La filial española ha contribuido a reducir las emisiones de CO2 en algo más de 51.000 toneladas.  

Estas más de 207.000 toneladas equivalen a las emisiones que producen un tercio de los vuelos que se realizan en un día en Europa, 39.067 coches europeos en todo el año o 45 vuelos de  transbordadores espaciales.  

Toshiba desarrolla Carbon Zero con la colaboración de la organización co2balance y sus proyectos, que además de la compensación de emisiones, van dirigidos a promover el desarrollo sostenible de comunidades en zonas rurales o países del tercer mundo y a mejorar la calidad de vida de las personas en esas comunidades.  

Los proyectos desarrollados se han centrado en: la reforestación de bosques en zonas afectadas por desastres naturales e incendios; la construcción de sistemas de generación de energías renovables a pequeña escala que reemplazan a las fósiles en zonas con problemas de abastecimiento; o la sustitución de equipamientos domésticos por otros más eficientes y menos contaminantes en países en vías de desarrollo.  

El proyecto que mejores resultados ha dado y al que Toshiba ha dedicado una mayor inversión ha sido el denominado “Eficiencia Energética en Estufas de África” (African Energ Efficient Stove Project en inglés). Sólo con este se han compensado el 37% del total de emisiones, 75.890 toneladas de CO2. Con los fondos destinados por Toshiba se han sustituido las viejas chimeneas de cocina y calefacción en casas de las zonas rurales más pobres de Kenia (Aberdares y la sierra de Shimba) por estufas más eficientes y menos contaminantes y se ha garantizado su mantenimiento durante siete años.  

En total se han cambiado 3.377 estufas que dan servicio a una población de 12.834 personas, de las que 6.775 son niños y jóvenes. Estas consumen un 50% menos de leña y producen un 92% menos de emisiones de monóxido de carbono, con lo que prácticamente acaban con el humo dentro de las casas. Esto supone en términos económicos y sociales para estas comunidades un ahorro de 40.529 horas de trabajo al año dedicadas a la búsqueda, recolección y traslado de leña al hogar y 12 días de salario anuales por cada casa.  

Además, la reducción de la necesidad de leña ha permitido salvar de la deforestación 61.000 toneladas de madera en un área de 189 hectáreas. La conservación de estas zonas de bosque permite detener la desertización y mantiene los ecosistemas, lo que redunda en ventajas económicas también para la comunidad: mejores cosechas, suelos más fértiles.    

Finalmente ha permitido una mejora importante en términos de salud pública. La exposición al humo dentro de las casas en África es hoy en día un problema, ya que para la OMS es el causante de cerca de dos millones de muertes en el continente cada año. Según un estudio de la Universidad de Nairobi, las estufas emiten un 92% menos de monóxido de carbono lo que ha permitido reducir la incidencia de enfermedades como el asma y otras muchas enfermedades respiratorias y eliminado irritaciones e infecciones de oído, nariz y garganta.  

La inversión de la filial española en el programa Toshiba Carbon Zero ha permitido instalar 850 de esas modernas estufas, más de un 25% del total, que se traducen en 19.000 toneladas menos de CO2 emitidas a la atmósfera. d.

Temática Noticias: